Conoce todos los beneficios que aporta una red de calor urbana

Los sistemas de energía con el que se logra mantener un buen sistema de calefacción y agua caliente en entornos urbanos, no tienen por qué provenir de energía fósil. El uso de gas o de gasóleo hace que la contaminación y las emisiones de gas se disparen sin que, además, suponga una mejora a nivel de rendimiento. Existen otros métodos de hacer llegar energía a las casas de un modo sostenible, eficaz y con otras ventajas. La red de calor basada en energías renovables es una opción que representa a las claras lo que los tiempos actuales demandan: Eficiencia y limpieza.

¿Cómo se produce una red de calor?

Este modo de producción de energía alternativo y respetuoso con el medio ambiente se obtiene mediante el desarrollo de equipos de producción térmica con energías renovables. Estas energías limpias son, en mayor medida, la energía solar y la biomasa. A partir de ahí, se crean proyectos de calefacción urbana y agua caliente con los que dar cobertura a la población de un modo sofisticado y equitativo.

A partir de ahí, cabe destacar que la implantación de una red de calor trae consigo diversas ventajas. Por un lado, el ahorro en las facturas es palpable. Ya que con estos sistemas energéticos se consigue disminuir el gasto hasta en un 25%. Además, no se producirán cortes en el suministro, pudiendo disponer de estas prestaciones térmicas de un modo óptimo.

Todo ello, unido a que ya no deberás preocuparte por los gastos derivados del mantenimiento de caldera y a que tu hogar podrá revalorizarse mediante una certificación energética de clase A, hace que la red de calor urbana sea el método más ventajoso a nivel energético y medioambiental. Los sistemas de energías renovables han llegado para quedarse. El cambio hacia una correcta utilización de los recursos energéticos está en marcha. Y en DH Ecoenergías trabajaremos diariamente para conseguirlo.

El auge de la energía limpia en los entornos urbanos

A través del contexto mundial que vivimos en materia medioambiental, diversos sectores, tejidos empresariales privados y públicos intentan estudiar y proyectar sistemas energéticos en las ciudades que puedan mitigar la contaminación. Fenómenos como el cambio climático cada vez son más palpables y hacen cada vez más difíciles las condiciones para la vida en nuestro planeta. Es por ello que la energía limpia es el principal foco por el cual se están estableciendo mecanismos de suministro energético en los espacios urbanos. Hábitats en los cuales se producen las mayores emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera y que, por supuesto, el objetivo es llevar estos ratios a mínimos.

Según la Agencia Internacional de Energías Renovables, “Los objetivos a nivel de ciudad – debidamente en sintonía con los recursos y necesidades locales – son un componente esencial de la transición a las energías renovables”. No en vano, por primera vez desde hace siglos se están produciendo flujos migratorios en base a la habitabilidad de unos espacios a otros del planeta. Por ello, ciertas ciudades tendrán que recibir a más de un 60% de la población de todo el mundo para antes de la mitad del presente siglo.

La necesidad de optar por la energía limpia

Por todo lo mencionado anteriormente, es urgente equipar las ciudades con sistemas de energía limpia. Estos proyectos ya se están poniendo en marcha por numerosas empresas –entre ellas, DH Ecoenergías- y, aparte de asegurar el servicio y el suministro, suprimen prácticamente la totalidad de los gases contaminantes que se emiten mediante el gas o el gasóleo.

Por ello, desde DH Ecoenergías abogamos por la creación e implantación de sistemas de energía limpia en las ciudades. El futuro debe ser sostenible y alternativo a la energía fósil. Y para ello trabajaremos día a día con constancia, ilusión e innovación.

Descubre en qué consiste un sistema de calefacción renovable

Dentro del contexto actual en el que las emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera cada vez contemplan una gravedad mayor y suponen un agravante de cara el proceso de cambio climático que vivimos, es urgente plantear sistemas energéticos alternativos y limpios. Nos situamos en un tiempo en el que apostar por energías sostenibles y respetuosas con el medio ambiente ya no es una opción, sino una necesidad. En este sentido, durante los meses de invierno utilizamos grandes cantidades de energía en la activación de la calefacción. Por ello, la calefacción renovable por medio de suministros y procesos energéticos no contaminantes trata de combatir la agresión medioambiental al mismo tiempo que garantiza la comodidad cotidiana normal de los ciudadanos. Informamos acerca de este modo de producir calor en los hogares.

¿Qué es la calefacción renovable?

Es aquella que trata de sustituir y suprimir el uso del gasóleo y del gas para calentar los hogares. En su lugar, la utilización de biomasa supone un cambio hacia las 0 emisiones a la atmósfera. Como dato, cabe resaltar que el gasóleo utilizado en la calefacción, emite más de 15.000 toneladas de dióxido de carbono a la atmósfera. Por su parte, la emisión del gas anual es de más de 3.000 toneladas de CO2. Es por ello que la biomasa, que aparte de no emitir gases a la atmósfera, contribuye a un mayor ahorro, es una opción sostenible y totalmente eficaz por la que apostar de cara al futuro. Este ahorro previamente mencionado se explica en la utilización de mucha menos potencia para conseguir los mismos resultados a la hora de calentar los hogares.

Por ello, la calefacción renovable ya es una realidad. Este modo de calefacción renovable lo llevamos a cabo en DH Ecoenergías con el objetivo de equipar los hogares con sistema de calefacción limpia y, al mismo tiempo, respetuosa con el planeta.