District heating

¿Por que District Heating?

Los usuarios de los sistemas centralizados de calefacción y ACS se beneficiarán de un menor coste de las facturas y de las ventajas medioambientales frente a los sistemas convencionales al igual que los municipios y ayuntamientos de un modelo de financiación competitivo, mejora de la Marca de Ciudad, creación de empleo…

Beneficios
del sistema

El District Heating o calefacción urbana tiene una serie de beneficios que lo convierten en uno de los sistemas de calefacción del futuro.

Innovación

Se trata de proyectos pioneros, con un componente de innovación y desarrollo que será un icono o referencia a nivel internacional, tanto en los aspectos sociales como medioambientales, mejorando la Marca de Ciudad.

Medio ambiente

La implantación de energías renovables como la energía solar y la biomasa reducen las emisiones anuales de gases de efecto invernadero (GEI) colaborando a cumplir los compromisos internacionales (COP21, NZEB, 40/27/27,…)

Institucional

La tecnología solar de concentración tiene todo el apoyo del MINETUR y del IDAE. Los ayuntamientos pueden incluir el proyecto como instrumento para el cumplimiento de objetivos tales como El Pacto de los Alcaldes por el Clima u otros objetivos en materia de sostenibilidad.

Economía

Ahorro económico para todos los usuarios hasta en un 25%. Los proyectos generan empleos locales tanto en la construcción como en el mantenimiento de la central. Se valorizan energéticamente las podas del arbolado siendo un proyecto modélico de la economía circular.

Financiación

Los proyectos se presentan a fondos de inversión especializados en eficiencia energética, y establecidas las garantías oportunas, todos ellos muestran especial interés en la financiación de estos proyectos.

Enfermedades asociadas con la contaminación

La contaminación se asocia con mortalidad por causas cardiovasculares y pulmonares.

Ventajas del Sistema

Con respecto a las ventajas que aporta la implantación de un sistema de district heating & cooling, estas se pueden dividir en cuatro áreas fundamentales:

  • Habitualmente se utilizan fuentes de energía residuales (residuos sólidos urbanos o alternativas) en equipos de alto rendimiento energético, minimizando así el consumo de energías primarias de origen fósil.
  • Reducción de emisión de gases de efecto invernadero al ser una solución más eficiente energéticamente.
  • Importante reducción de pérdidas de refrigerante a la atmósfera en relación con los sistemas convencionales.
  • Disminución de ruidos y vibraciones en los edificios conectados al sistema.
  • Nulo impacto visual puesto que el sistema permite que las azoteas y fachadas queden totalmente despejadas.
  • Reducción drástica de la potencia eléctrica a contratar.
  • Ahorro en la factura energética del usuario.
  • Reducción en el coste de mantenimiento y menor necesidad de especialización de los técnicos.
  • No se precisa comprar ni reponer los equipos de producción propios.
  • Facilidad en la previsión de la facturación energética.
  • Mayor espacio disponible para la comercialización u otros usos.
  • Edificios de última generación con un alto valor añadido.
  • Garantía de seguridad y continuidad del suministro.
  • Eliminación de riesgos sanitarios.
  • Supervisión permanente de las instalaciones por parte de especialistas, incluyendo las subestaciones.
  • Ausencia de gases inflamables dentro del edificio.
  • Flexibilidad: el servicio está asegurado en todo momento, sin necesidad de planificación y adaptándose a las diferentes necesidades del usuario resultando fácil la ampliación de potencia con una mínima inversión en equipos propios.
  • Fiabilidad: la redundancia y la calidad de nuestros equipos, su automatización y su supervisión permanente, por técnicos altamente cualificados, garantizan la fiabilidad del servicio prestado.
  • Simplicidad: instalaciones menos complejas y económicas en su mantenimiento. Aumento de la simplicidad de operación de las instalaciones puesto que la producción de energía no pertenece al edificio.
  • Ahorro de espacio con azoteas despejadas y salas técnicas de dimensiones reducidas.
  • Ausencia de vibraciones, ruidos e impactos visuales negativos debido a la eliminación de equipos de aire acondicionado o chimeneas.

Mercado en Europa

 

  • En Europa las redes de calor y frío dan servicio a 64 millones de usuarios.
  • El 10% de la población Europea está atendida por 5000 redes de calor.
  • El 25% de la generación de energía de estas redes procede de energías renovables.
  • El uso de renovables en esos DH evita la emisión de 150 millones de tm CO2 cada año.
  • Las redes de calefacción centralizada, son un sistema seguro, muy eficiente energeticamente y ampliamente probado.
  • En alguna ciudades de Europa más del 50% de ciudadanos son usuarios de un sistema de district heating.

De todos los edificos de Copenhagen
están conectados a un District Heating

Sistemas de District Heating
en Alemania